CÓMO ELEGIR UN COLCHÓN

por | May 2, 2018 | COLCHONES | 0 Comentarios

“Comprar un colchón es muy aburrido…

Voy a la tienda, me tumbo (me gustan todos ppffff), y hago pito pito gorgorito…

Después del primer mes ya me estoy arrepintiendo de la compra que he hecho. A mi marido le gusta, es durito durito como él quería y se supone que es bueno porque el de la tienda me dijo que era muy bueno, pero a mi me duele mucho la cadera, y él se levanta con el hombro dolorido por mucho que le guste su dureza.

Pues ahora toca aguantarnos unos años hasta que volvamos a ahorrar, ¡como voy a comprar otro colchón si éste está nuevo!”

Os he querido poner un ejemplo de una de las formas más habituales de comprar un colchón en este país, pero os podría poner unos cuantos más. Obviamente es una forma equivocada de comprar un colchón.

El primer error es pensar que la compra de tu colchón es un proceso aburrido, no digo que sea super divertido, no se trata de eso, pero es IMPORTANTE, y lo que es importante no puede ser aburrido. ¡Vas a pasar 8 horas al día tumbado en tu colchón, todos los días de tu vida! Sin duda es importante.

El primer paso es elegir donde lo vas a comprar. Tiene que ser una colchonería que te inspire confianza, donde sean lo suficientemente profesionales como para saber diferenciar qué colchón necesitas tú, por tu peso, por tu figura, por tu postura para dormir etc. Y para eso lo primero es hablar con tu vendedor, comentarle tus necesidades, tus gustos, tus ideas. Ten en cuenta que si estás en una colchonería donde te dejan elegir el colchón que más te guste a ti por su grado de firmeza por ejemplo, es decir si el vendedor no te indica cuál o cuáles son los más indicados para ti, estás en el sitio equivocado.

Tú NO deberías tener la responsabilidad de elegir tu colchón porque no eres un profesional de los colchones, y como he dicho es una decisión IMPORTANTE. Y no, todo el mundo no lo sabe todo sobre colchones, en Amets Descanso llevamos casi 20 años vendiendo colchones y sobre todo aprendiendo a ofrecer el que cada uno necesita mediante una escucha y atención personalizada, y siempre rodeadas de la mejor calidad. Pues bien, es muy común que cualquiera que haya pasado 10 minutazos de su vida estudiando los tipos de colchones por internet nos quiera ilustrar cuando viene a nuestra tienda con su sabiduría. Total, esto de los colchones es algo sencillo, miro un poquito los materiales que hay, densidad del viscoelástico, cantidad de muelles, si es o no material de última generación y demás características y listo, estoy preparado para elegir mi colchón.

Pues no lo estás. Te diré más, toda esa información no sirve para nada a la hora de acertar con tu colchón. Son especificaciones técnicas que están muy bien si vas a dedicarte a fabricar colchones, pero si lo que vas a hacer es dormir sobre uno, olvídalas!

Pensaba continuar este post contándote el segundo paso a seguir, y el tercero etc etc pero no lo voy a hacer, me voy a plantar en el primer paso, que es el de elegir bien donde vas a comprar tu colchón porque eso lo engloba todo, la persona que te muestra los colchones debe decirte que te tumbes, y debe observar cómo reacciona ese colchón con tu cuerpo, pero esa persona debe también al mismo tiempo tener en cuenta gracias a la conversación mantenida contigo, si sudas con facilidad o eres friolero, si tienes un somier rígido o flexible, si tienes 70 años o 30, si duermes solo o en pareja, qué peso, forma, y preferencias tiene tu pareja etc y en base a toda esa información debe guiarte y aconsejarte sobre qué es lo mejor para ti.

El resto, elegir tu colchón por internet o elegir tu colchón solo por el material del que está hecho o simplemente por su atractivo precio es un error y lo más probable es que te equivoques. Y encima es aburrido.

¿Por qué vas a hacer algo aburrido pudiendo hacerlo apasionante, no crees?

Amets descanso

Amets descanso

Expertas en sistemas de descanso

Como buenas defensoras que son del consumo sostenible y del cuidado del medio ambiente, pensaron que sería interesante introducir esa filosofía también en el descanso. Por eso, los productos que ofrecen son los más naturales. La propia decoración, de estilo nórdico, tiene como protagonistas también a la madera y a la cuerda. Una forma de hacer un guiño palpable a ese objetivo.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres saber algo más de nosotras?

Escríbenos un correo, llámanos por teléfono o ven a conocernos.